Frases de Con el frío, de Alberto Torres Blandina

  • Miraba al cielo con unos ojos fríos, como ese hielo que se forma junto a las aceras.
  • El amor se demuestra con dinero, la tristeza con lágrimas y gritos de dolor. Las emociones sólo existen si pueden verse. La rabia con golpes y el odio, algunas veces, con la muerte.
  • Los dioses siguen inspirando leyes en casi todos los países del mundo, los fantasmas se esconden en cada oscuridad, las almas se ensucian o se limpian con nuestros actos, los destinos se revelan a los que están atentos a sus señales y las plegarias a lo invisible jamás han cesado.
  • «Te conozco. Odias la mentira por encima de todas las cosas. Mentir te convierte en un miserable, por eso ibas dejando pistas. Quizás no te dabas cuenta. Inconscientemente querías que te descubriera. Querías que todo saliese a la luz para tranquilizar tu conciencia, para dejar de engañarme y así liberarte de la carga. Eres un egoísta. Ahora ya lo sé todo. Ya puedes respirar tranquilo. Pero ¿qué hay de mí? Mi sufrimiento por tu calma. Eres un egoísta.»
  • Cogió un libro semicalcinado de una estantería y lo levantó. Los libros son su principal enemigo, continuó, lanzándolo contra el suelo. La fe necesita fanáticos, no pensadores. Las religiones quieren mártires de cerebro pequeño, no hombres y mujeres con ideas propias. Hombres y mujeres capaces de darse cuenta de que los dioses son la excusa de los ambiciosos y los sádicos.
  • ¿Puede morir algo que ni siquiera ha nacido? ¿Pudrirse una ausencia? ¿Doler un deseo arrancado? ¿Despertarte por las noches el silencio?
  • Tengo la convicción de que las únicas obras de arte reales están en las cuevas prehistóricas. El resto de creadores no han aportado nada nuevo. Todo estaba dicho ya: sueños, deseos, perplejidad y esa necesidad nuestra por transcender. La historia es un mito. Acabó hace miles de años y desde entonces repetimos idénticos gestos. Una y otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario